Resolucion eficaz conflictos-tenerife

Wow, qué mal ambiente

 

Hay un error que comparten muchas empresas en el mundo: la resistencia al cambio.

Apuesto a que alguna vez has vivido la experiencia de entrar a un establecimiento o a una empresa y que frente a ti las personas que te atienden empiezan a criticarse entre ellos, a su jefe, compañeros o aún peor, a la empresa.

Si no es verbalmente, su lenguaje corporal habla por sí mismo. Hombros elevados, gestos y pasos cortantes, la cara con tensión, la respiración agitada y esas miradas que no te transmiten un ambiente cordial de bienvenida, ni la sensación de que ellos trabajen a gusto.

Cuando lo veo no puedo evitar sentir pena por el dueño, los empleados y por encima de todo, por los clientes que no reciben el trato que merecen.

Eso me lleva a un lugar en el que quiero poner mi punto de reflexión…
 

Cómo resolver la crítica y la culpa en el entorno empresarial

Una vez que se entra en la espiral de culpar y criticar dentro de un equipo, hay que trabajar duro para eliminar viejas costumbres, sacarlas de allí y clarificar el ambiente, pero antes hay que saber cuáles pueden ser los detonantes que generan ese ambiente tan hostil.

Es evidente que el encargado o líder de la plantilla es el que más influencia tiene.

Si es una persona con poca paciencia, se justifica a sí mismo por tener el derecho a gritar, soplar o llevarse las manos a la cabeza cuando las cosas no van como él quiere. Resulta evidente que nadie quiere recibir un jarro de agua fría cuando se ha equivocado.

Si en cambio reaccionas ante una equivocación con paciencia y utilizas el poder de las preguntas, implicas a los empleados y les haces cómplices de la empresa.
 
Team work
 

En el momento que culpamos a alguien, nuestra mente ya no siente la necesidad de solucionar lo que surgió. Ya que hay un culpable, lo dejamos aparcado y perdemos la oportunidad de mejorar y crecer juntos.

Al cambiar nuestra mente, que por naturaleza es curiosa, ante una pregunta seguirá buscando respuestas y soluciones.

Miedo a perder el puesto de trabajo. Si no estoy seguro de poder mantener mi empleo y dependo de él para poder vivir haré todo lo que está en mis manos para quedar bien, y reconoceré que mis errores pueden ponerlo en peligro .

Juzgar a nuestros compañeros, no entender que todos somos únicos y que tenemos ciertas cualidades que no tienen por qué ser como las tuyas. Entender que una buena plantilla necesita diferentes cualidades y caracteres.

¿Qué hacemos para facilitar el entendimiento del equipo?

 icon-arrow-circle-right Generar un ambiente en el que poder expresarse sin temor
 icon-arrow-circle-right Convocar reuniones semanales
 icon-arrow-circle-right Plantear objetivos específicos
 icon-arrow-circle-right Dedicar tiempo para escuchar
 icon-arrow-circle-right Invitar a hablar sin criticar o culpar

Pasamos más tiempo en el trabajo que con nuestros familiares.

¿Conoces la sensación?

Ya que estamos tanto tiempo juntos, lo mejor es aprovechar y disfrutar de lo que hacemos. Poder sentirnos orgullos de la empresa que representamos y de nuestras compañeros de trabajo. Siempre puede surgir un conflicto, pero cuando dejamos de solucionarlo en los pasillos y hablamos con los demás, ocurre la magia.

Seamos lo suficientemente inteligentes para hablar con respeto, sin juzgar, criticar o culpar a una persona concreta.

Todo cuenta. Y abordar la gestión de conflictos mediante la confianza, el respeto y el diálogo hace que el nivel de compromiso cambie, y la negatividad se transforme en actitudes positivas y empáticas con un reflejo directo sobre la productividad.

Rentabiliza el potencial humano de tu empresa, y consigue que tu equipo trabaje por un objetivo y una visión común.
 
 
Coaching equipos Tenerife contacto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Hola soy Mandy, me encantaria ayudarte
Powered by